Educación Inicial
20/05/2013

Educación Inicial

diteducacion
Durante los primeros años de vida, los niños y las niñas buscan explorar, experimentar, jugar e interactuar con el entorno físico y social que los rodea. Esta es la forma en la que se aproximan a experiencias que enriquecen su conocimiento sobre el mundo que los rodea. Las personas que hacen parte de la cotidianidad de los niños y las niñas, como la familia, los cuidadores y profesionales a cargo, se convierten en actores significativos o agentes activos del desarrollo infantil. De hecho, son los responsables del cuidado, la protección, la estimulación y el afecto que se les debe propiciar, para asegurar su desarrollo como individuos felices, saludables y autónomos.

Aún no se ha establecido con certeza la edad en la que se debe iniciar la educación formal de un niño(a), pero si se ha identificado que la intervención temprana tiene un efecto sobre aquellos que la reciben. En el campo del desarrollo infantil temprano, la estimulación y educación inicial son pilares estructurales, ya que se ha demostrado que tienen tener un impacto positivo sobre el desarrollo de habilidades, de aptitudes y de la capacidad de aprendizaje de una persona. La UNESCO/ORELAC (2007) ha identificado cinco áreas de desarrollo que se ven favorecidas cuando un niño recibe cuidado y educación inicial. Estas áreas incluyen el bienestar físico y desarrollo motor; el desarrollo social y afectivo; la actitud de aprendizaje; el desarrollo de lenguaje; el desarrollo cognitivo y los conocimientos generales. Es por esto que la educación debe ser considerada un parte integral del cuidado de los niños .(UNESCO, 2007) .

DSC02190 ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA EDUCACIÓN INICIAL?

Las investigaciones actualmente demuestran que el primer ambiente en el que un niño(a) crece tiene un impacto fundamental en la forma en que su cerebro se desarrolla. Un bebé nace con miles de millones de neuronas que representan su potencial para toda la vida. Sin embargo, para desarrollar sus neuronas, éstas necesitan conectarse entre sí. Cuanta mayor estimulación haya en el ambiente, mayor será la cantidad de conexiones positivas que se formarán en el cerebro y mejores sus oportunidades de prosperar en todos los aspectos de su vida .

La educación inicial parte por reconocer al niño y a la niña como sujeto activo de conocimiento, lo que implica una mirada diferente de la infancia y por ende de su abordaje en términos pedagógicos. La oferta de educación para la primera infancia suele dividirse normativamente en dos secciones: 1) la oferta de educación inicial, en el marco de una atención integral desde la gestación hasta los 4 años de edad; y 2) la oferta de educación formal brindada a partir de los 4-5 años o en el momento en que los y las niñas ingresan al grado de transición o preescolar. Si bien el foco de ALAS es sobre la primera (educación inicial), cabe señalar que debe haber una correcta articulación entre estas dos ofertas para generar una transición exitosa al sistema educativo formal.

Experiencias internacionales nos muestran que la educación inicial no es asumida como la escolarización temprana y convencional de los espacios educativos. El eje de la intervención temprana es la innovación y la intención pedagógica en la interacción con los niños, donde se busca la recuperación, el aprovechamiento y el enriquecimiento de situaciones cotidianas, de prácticas artísticas, culturales y de diversas situaciones de resolución de problemas que día a día involucran a los niños en un permanente desarrollo. Con el debido foco y con la respectiva adaptación al contexto social y cultural, la educación inicial puede brindarse en ámbitos familiares o institucionales.

ACOMPAÑAMIENTO A LA FAMILIA

Como ya se mencionó anteriormente, la familia desempeña un papel fundamental en el desarrollo de un niño o niña e influye en su capacidad de aprender. Al respecto, hay estudios que señalan que las buenas prácticas de crianza son más predictivas del desarrollo psicosocial, emocional y cognitivo en la infancia, si se compara con el cuidado en instituciones .

Por lo tanto, integrar a los padres en los programas de DIT es fundamental. Los padres necesitan ser parte en la educación temprana de sus hijos(as) brindando estimulación al aprendizaje mediante juegos, interacción y ambientes saludables, todo lo cual puede marcar diferencias en el desarrollo de sus hijos. Es importante que las familias y los agentes educativos entiendan que si los niños y las niñas no reciben cuidado integral desde su infancia temprana, en especial si tienen un retraso cognitivo, el remedio será mucho más costoso. Las deficiencias en capacidad de los niños en edad temprana no sólo permanecen, sino que se exacerban con el tiempo.

El trabajo con las familias incluye orientación y acompañamiento en pautas de crianza, vínculo afectivo, formación en prevención y promoción de la salud, cuidado y nutrición infantil, entre otros. Lo anterior teniendo en cuenta el contexto social y cultural de cada comunidad, ya que el acompañamiento que se brinde debe ser pertinente y con enfoque diferencial.


Educación Inicial

Nutrición

Salud

Noticias

27

mar

En Quemchi realizarán seminario de literatura para la primera infancia 27 de marzo de 2017. Chile. Un encuentro para reflexionar y adquirir herramientas para mediar la lectura y conocer la contribución de ésta en el des


27

mar

Promueven replicar en todo el país la experiencia de Salta en los Centros de Primera Infancia 27 de marzo de 2017. Argentina. La Provincia de Salta y el Gobierno nacional trabajan juntos para promover la protección y promoción de los derechos



Copyright ©2013, Todos los derechos reservados / All rights reservedPowered by